Los millenials valoran la coherencia entre el espacio de trabajo físico y la cultura de la organización.
Los millenials son creativos, emprendedores, conocedores de los medios de comunicación, orientados al propósito y, a menudo, tienen una buena comprensión del equilibrio entre la vida personal y el trabajo. JLL, una empresa líder global en servicios inmobiliarios y asesorías financieras, entregó algunos tips de cómo son las oficinas acorde a la generación de personas nacidas entre los años 1980 y 2000.

– ¿Qué se necesita para retener millenials?
“Los millenials valoran la coherencia entre el espacio de trabajo físico y la cultura de la organización y esperan ver la oficina como una extensión del propósito y significado del trabajo”, dice Seda Evis, Directora de Negocios y Estrategia de Birsel + Seck. “Aunque el confort físico es importante, es más que la silla ergonómica y el escritorio, es acerca de estar cómodo en tu propia piel y tener la libertad de ser tú mismo.”

– 4 tips para hacer de las oficinas millennials espacios acorde a sus necesidades:

1.
Variedad de ajustes. Acceso a diferentes tipos de lugares para diferentes tipos de trabajo: los millenials quieren moverse por el espacio y elegir dónde van a ser productivos y con quién. Ofrecer variedad de lugares eclécticos para que esta generación de trabajadores elija: cómodas salas de estar, bibliotecas, mesas de pie, espacios al aire libre, rincones y recovecos para colaborar, crear, contemplar, presentar. A veces estos espacios estén fuera de la oficina.

2.
Cocina: el corazón de su oficina. Los millenials quieren traer todo su ser a la oficina. ¿Qué mejor que comer juntos, compartir recetas, hablar y reír? Estas actividades son conducentes a conversaciones espontáneas, llevando a las personas que hacen cosas diferentes a intercambiar ideas. Una perfecta receta para la innovación.

3.
Espacios para talleres. En vez de más espacios para reuniones, comience a invertir en espacios para workshops. Los talleres son lugares de surgimiento de ideas para una generación que realmente entiende el poder de la colaboración.
Los ingredientes ideales para un espacio de taller: gran cantidad de superficies verticales para escribir (tableros blancos, caballetes, pizarras), proyector y pantalla, marcadores y borradores. Las mesas móviles que se pueden mover y cambiar según el número de personas, mesas para conversar, sofás y sillones para que el equipo se junte a pensar en grupos más pequeños, o simplemente para relajarse y tomar una pausa creativa.
Los mejores espacios de taller tienen luz natural y, mejor aun si tienen vista abierta. De alguna manera, comunican la apertura de la mente y una conexión con el mundo más allá de uno mismo. Y si no, colocar una biblioteca llena de libros, como ventana simbólica al mundo.

4.
Espacios orientados al propósito. Los millenials quieren que sus lugares de trabajo reflejen la cultura de la empresa. ¿Cómo expresas tu propósito intangible como una experiencia tangible?
Kelty, el fabricante de productos de camping y aventura, recibe a sus clientes en una tienda al aire libre, con refrigeradores y sillas de campamento. Se sientan todos dentro de la carpa y comen productos orgánicos, con el sonido de los pájaros y grillos de fondo. Mensaje: nuestro propósito es ayudarte a tener una gran experiencia al aire libre. Incluso cuando estamos hablando de negocios. Simple, pero fiel a su marca y propósito.

El diseño de la oficina de hoy es todo acerca de la alegría de vivir, sofás amplios, colchonetas de yoga, mesas de ping-pong transformables en mesas de conferencias, con un barista a disposición. Pero aun más importante es la comunidad y la fuerte cultura de la compañía que esa “diversión” fomenta. Se trata de la experiencia humana.

Fuente: ZoomInmobiliario

Deja una respuesta